El espacio

LA SELECTA es un espacio cultural, artístico y gastronómico creado en la antigua cafetería del Centro Hípico de Buitrago (CHB). En este “café-laboratorio de las artes y las ciencias” la población serrana, y también los visitantes urbanos, disfrutan de una gastronomía de calidad y ecológica, mientras escuchan buena música, leen un libro, acuden a una charla, una performance, una sesión de poesía, un debate científico, una exposición, un taller, un ciclo audiovisual, o hacen sus propias sesiones de trabajo en equipo, con pausas para una buena comida y un paseo a caballo.

Diseñado teniendo en cuenta la idiosincrasia del territorio, este espacio polivalente se ubica en el Valle Medio del Lozoya, en la falda sur de la Sierra de Guadarrama, al lado de la Reserva de la Biosfera, entre el yacimiento de los neandertales de Pinilla y el hayedo de Montejo, el más grande del sur de Europa. En los alrededores se encuentran, entre otros espacios, el Museo Arqueológico Regional (MAR), el Parque Natural de Peñalara, la Estación Biológica Alpina El Ventorrillo (Cercedilla) y los centros medioambientales de El Cuadrón y Rascafría.

Este lugar tiene el objetivo de vincular a las personas con el campo y ayudar a dinamizar el tejido social y cultural de la Sierra Norte de Madrid. LA SELECTA es viable económicamente gracias a la cesión sin alquiler durante tres años que el CHB ha realizado a la asociación cultural Producciones Indomables.

[content_box last=”yes” title=”El proceso” icon=”cogs” image=”” link=”http://laselecta.cc/el-proceso/” linktarget=”_self” linktext=”Saber más…”]14 de octubre de 2012- Primera asamblea. Nos juntamos en Braojos de la Sierra Tania Parducci, Belén Rubira, Alex Castro, José Henríquez y Laura Corcuera para hablar de cómo empezar la creación de un laboratorio artístico cerca de Buitrago de Lozoya, en un espacio que alguien nos cediera, y donde haríamos una cafetería que asegurara la viabilidad del proyecto cultural.[/content_box]

Contexto, objetivos y retos

En el contexto de crisis del modelo económico capitalista, de elevado desempleo, de desmantelamiento y recortes de los servicios públicos, incluido la cultura y la ciencia, consideramos necesario un cambio de modelo de producción y consumo. Nuestra resistencia a la condición neoliberal se focaliza en la creación de un espacio rural de encuentro donde trabajar en los campos de la cultura, la ciencia, el deporte y la gastronomía desde el asociacionismo, en el marco de la economía social.

La Sierra norte de Madrid es una comarca formada por 42 municipios, con una población fija de 29.422 personas. Este territorio en un referente de turismo rural en la Comunidad de Madrid, como ha documentado el Grupo de Acción Local Sierra Norte de Madrid (GALSINMA).

La Sierra Norte dispone de más del 80% de establecimientos turísticos rurales de la Comunidad de Madrid y entre éstos destacan las casas construidas con piedra y madera, y los pajares rehabilitados como alojamientos. Esta zona tiene un gran patrimonio histórico-cultural (ermitas, iglesias, puentes, atalayas) y una extraordinaria riqueza natural que lo convierte en el lugar indicado para un proyecto multidisciplinar como LA SELECTA, que defiende la biodiversidad y divulga el bioclimatismo.

El conocimiento del lugar y sus habitantes nos permite afirmar que existe una necesidad de nuevos espacios sociales y culturales en los pueblos. La gente que habita la Sierra Norte quiere participar (hacer y recibir) actividades culturales y artísticas cerca de su casa, en su pueblo o en un pueblo cercano. Además, artistas, artesanos y trabajadores de la cultura con largas trayectorias o emergentes han encontrado en la Sierra Norte un refugio para vivir y crear. Por ello LA SELECTA es una oportunidad para las poblaciones rurales “de toda la vida” y también para nuevos pobladores del campo.

  1. Fomentar prácticas éticas y colaborativas en la producción artística y gestión cultural, así como en la divulgación de la ciencia y del conocimiento.
  2. Diversificar territorialmente la oferta cultural de la Sierra Norte de Madrid desde una perspectiva de responsabilidad social, ecológica y de fomento de la sostenibilidad.
  3. Organizar actividades culturales, artísticas, científicas, formativas y sociales para las personas que habitan la Sierra Norte de Madrid, y también para públicos urbanos que visitan la Sierra.
  4. Investigar las relaciones campo-ciudad.
  5. Vincular el tejido social y cultural de la Sierra Norte de Madrid con artistas e investigadores.
  1. Convertir un espacio rural antiguo en un espacio bioclimático, reformando la antigua cafetería del CHB, cedida sin alquiler por la propiedad.
  2. Abrir el café-laboratorio LA SELECTA, con un espacio interior y otro exterior, donde todas las personas e interesadas por la cultura, la ciencia, el deporte y la gastronomía se sientan bienvenidas.
  3. Programar actividades sociales y culturales de diversos formatos, con especial atención a las artes escénicas, las tecnologías y las ciencias naturales, desde una perspectiva feminista, y en clara apuesta por la cultura libre y la economía solidaria.
  4. Elaborar programas de residencias artísticas e investigación de LA SELECTA.
  5. Generar alianzas con otros colectivos, asociaciones, cooperativas y empresas.
  1. Artes: producción cultural y residencias La Selecta, exposiciones, conciertos, talleres, charlas, performances, ciclos audiovisuales, presentaciones de libros… Trabajo en red con otros proyectos culturales, colaboración con espacios culturales, artistas y artesanos, colectivos de recuperación de tradiciones, festivales, salas de teatro, librerías, bibliotecas, centros de arte y creación.
  2. Ciencias: seminarios, ciclos de cultura científica y actividades de divulgación. Colaboración con el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y otros organismos científicos, así como estaciones biológicas, museos y universidades.
  3. Comunicación: web y presencia en redes sociales, fomento de las aplicaciones y usos sociales de las tecnologías y del acceso libre a internet, a través de varios ordenadores de uso público, investigación en medios de comunicación y periodismo creativo. Colaboración con cooperativas de comunicación como Pandora y Freepress, periódicos como DIAGONAL, y blogs culturales y científicos.
  4. Gastronomías: LA SELECTA ofrece más que un servicio de cafetería. Porque somos lo que comemos y bebemos, entendemos la gastronomía como una herramienta creativa para divulgar buenas prácticas culinarias, y también como un motivo más para el encuentro y el intercambio de saberes. Consideramos fundamental tomar conciencia de qué repercusiones nutricionales y socioambientales tiene lo que nos llevamos a la boca. Por eso apostamos por productos de calidad y ecológicos. La comida “selecta” estará elaborada con productos de temporada y se ofrecerá a precios accesibles. Nuestro diseño se basa en una fusión latino-mediterránea. Ponemos la imaginación al servicio de la cocina responsable.
  1. Reto espacial- Aplicar una visión inteligente de la arquitectura sostenible y bioclimática. Crear un espacio polivalente en la antigua cafetería del Centro Hípico de Buitrago, un viejo local de 210m2. Aprender del propio proceso de transformación del espacio. Crear un lugar integrado en la naturaleza, que reúna las condiciones para resistir el clima serrano.
  2. Reto laboral- Reactivar económicamente la vieja cafetería del CHB dando servicio a los usuarios (propietarios de caballos, pupilajes, jinetes y alumnado) y a nuevos públicos. Hacer realidad un proyecto de autoempleo asociativo, horizontal y colaborativo, gestionado desde una perspectiva de género que aplica la economía social en un café-laboratorio, donde participarán profesionales de la cultura, el arte, la comunicación, la ciencia, la arquitectura y el deporte.
  3. Reto social- Crear un espacio dinámico y abierto en el Valle Medio del Lozoya (Sierra Norte de Madrid) que fomente los cuidados en el campo y genere alianzas entre personas, colectivos, asociaciones, cooperativas y empresas vinculadas a la sostenibilidad, la ecología y la cultura libre. Crear un espacio público donde la población serrana de todas las edades, procedencias y condiciones pueda reunirse, tomarse algo, usar internet, leer un libro, ver un espectáculo, o participar/proponer actividades.
  4. Reto cultural- Fomentar la participación de artistas, científicos y artesanos locales en proyectos de investigación, creación y formación. Elaborar una programación cultural de calidad que mezcle en el campo formas de expresión contemporáneas y tradicionales. Fomentar la filosofía copyleft y de la cultura libre (“compartir es bueno y dos veces rentable: social y económicamente”).