charla_madresEl pasado jueves 24 de julio La Guardia Civil se presentó en las instalaciones del café-laboratorio LA SELECTA, gestionado por la Asociación Cultural Producciones Indomables, para realizar una inspección que sus agentes calificaron de “rutinaria”. Comprobaron que todo estaba en orden y que nuestra documentación estaba correcta.

Los tres agentes que se presentaron en nuestro café, nos solicitaron además documentación complementaria que aportamos al día siguiente en el cuartel de la Guardia Civil de Buitrago del Lozoya. En su local, La Guardia Civil, muy educada, nos dijo que había empezado una serie de inspecciones rutinarias a los bares, restaurantes y locales de Buitrago del Lozoya. Algo que contrastaría con otras declaraciones en las que algún agente aseguró “haber recibido órdenes desde Madrid”.

Ante nuestro asombro, estas inspecciones se estaban realizando justamente dos días antes de una jornada cultural programada en LA SELECTA para el 26 de julio, en el marco de su calendario estival, que consistía en una mesa redonda sobre derechos humanos y violencia policial, seguida de conciertos de hiphop, en apoyo a la labor de la Asociación Madres contra la Represión.

La casualidad no existe

Durante la citada inspección de LA SELECTA del día 24 de julio, entre sutiles advertencias, la Guardia Cilvil nos mostró un cartel que la Asociación Madres contra la Represión había elaborado en Madrid. Con toda su buena intención, Madres contra la represión había querido difundir la actividad de LA SELECTA en Madrid y pedir la colaboración para alquilar un autobús a través de una aportación de 10 euros por persona (5 euros de viaje + 5 euros de bono de apoyo de los conciertos), y de esta manera conseguir que la gente interesada en subir a la sierra para el evento, así como los artistas que iban a rapear, pudieran costearse un viaje asequible de ida y vuelta. En un error, el cartel calificaba este “bono de apoyo” (como es nuestra petición habitual en calidad de asociación cultural) como “entrada”, palabra que los agentes utilizaron para otros argumentos de su inspección, así como la palabra “peligro” para referirse a la posible llegada de un autobús. Por otra parte, aquel autobús se había suspendido por falta de gente.

Pero ¿qué hay de “peligroso” si viene un autobús a LA SELECTA, en lugar de 10 coches? No entendíamos nada.

La Asociación Madres contra La Represión está actualmente en campaña por la defensa del joven vallecano Alfonso Fernández ‘Alfon’, el único detenido de la huelga del 14N de 2012, quien es sobrino de nuestra querida chef de LA SELECTA. La jornada del 26 de julio es parte de nuestra programación habitual, siempre vinculada a la actualidad (en el campo no vivimos en el siglo XV, aunque algunos lo crean). Consideramos que el debate sobre estos temas es necesario y urgente, también en los territorios rurales, más aún en vísperas de que el Parlamento apruebe una Ley Orgánica de Seguridad Ciudadana, mejor llamada “Ley Mordaza” y en el contexto del endurecimiento del Código Penal y de la aprobación de la Ley de Seguridad Privada, tres líneas legislativas represivas y anticonstitucionales, que nos han llevado a la kafkiana situación que estamos narrando.

En este contexto, en LA SELECTA, el jueves 24 de julio preguntamos a los guardias civiles si la inspección tenía que ver con haber programado una mesa redonda donde se habla de brutalidad y represión policial. Nos aseguraron que eran dos cosas distintas, pero afirmaron que “el caso de Alfon es un tema “candente””. Y nos adivirtieron de que podíamos tener problemas si otras asociaciones o personas hablan y hacen carteles en nuestro nombre.

Más allá de la primera inspección, la Guardia Civil ha estado presente en LA SELECTA y alrededores permanentemente durante otros dos días (25 y 26 de julio), preguntando insistentemente a algunas personas, sembrando inquietud, tensión y miedo, además de criminalizar en alguno de sus comentarios la loable labor de la Asociación Madres contra la Represión.

A esto se añade que algunas personas que venían a cenar o a participar en las jornadas del sábado 26 de julio, fueron paradas, interrogadas, registradas e identificadas por la policía en la carretera de acceso a LA SELECTA durante más de 20 minutos, sin ninguna justificación, o, quizá sólo motivados por el hecho de que se iba a realizar esta mesa redonda y rapeadero, sin estar en el marco de control de la prevención de delitos. Conductas como ésta pueden amedrentar y hasta criminalizar a cualquier ciudadano.

La presencia, el apremio y la vigilancia constantes de la Guardia Civil en torno a LA SELECTA han generado durante estos días un clima de desconcierto, inseguridad e indignación en nuestro público. Ni nuestra programación cultural ni la normalidad de nuestra actividad en la cafetería se habrían visto alteradas si la Guarda Civil hubiera procedido a la inspección “rutinaria” y luego se hubiera marchado.

Todas estas “casualidades” ocurridas en LA SELECTA nos hacen sospechar y comprobar que pueden ser un hecho más dentro de una operación política de estigmatización con etiquetas de “terroristas”, “antisistema”, “radicales” a las personas significadas en los movimientos sociales y en la defensa de los derechos democráticos frente a los abusos de las fuerzas de seguridad del Estado. A esta criminalización contribuyen, por ejemplo, las calumnias que la ex presidenta de la Comunidad de Madrid ha empleado contra movilizaciones sociales como Las Marchas por la Dignidad del 22 de marzo de 2014, a las que insultó como “forma de terrorismo larvado”, “imitación de la kale borroka”, inventando además supuestas opiniones de la gente: “los ciudadanos están escandalizados al saber que los pocos detenidos que ha habido para unos disturbios tan grandes han sido puestos en libertad inmediatamente”.
Agradecemos el apoyo del público

Finalmente, el sábado 26 de julio decidimos realizar sólo la mesa redonda y suspender los conciertos de rap como una forma de autocuidado. Cuidarnos y cuidar a los participantes, al público, a los artistas y a LA SELECTA ante la posibilidad de vivir un riesgo demasiado pesado. Antepusimos a las personas que estaban en shock y con ataques de ansiedad. Para poder hacer, con calma y capacidad de reflexión, una lectura constructiva, y reforzar el compromiso de seguir ofreciendo una programación de calidad, crítica, estética, ética, poética, cultural, artística y científica en Buitrago del Lozoya, la Sierra Norte de Madrid.

Huelga decir que, a pesar de habernos incomodado sobremanera y por momentos tener bastante miedo, disfrutamos del ambiente selecto (qué gusto de usuarios, todos) y del público que asistió a las jornadas, así como de la calidad de las ponencias de Elena y Lola de la Asociación Madres contra la Represión, y de Lorena Ruiz-Huerta, abogada y miembro de la plataforma #NoSomosDelito. Una mesa con marchamo de curso de verano de prestigio.

También queremos agradecer la asistencia de todas las personas de la Sierra Norte de Madrid y plataformas ciudadanas que acudieron a la jornada del 26 julio, en especial a aquellas que no pudieron expresar su arte musical por los motivos arriba expuestos. Un GRACIAS a todxs lxs rapers, venidxs de Madrid y de Cuenca, chavales comprometidxs, precarixs sin un duro, estudiantes currantes de familias trabajadoras que se desplazaron hasta LA SELECTA para rimar de forma gratuita, tuvieron que resignarse y guardarse para sí la lírica crítica que venían a compartir en el campo. Un agradecimiento especial, por su comprensión y apoyo, a los encantadores y educadísimos HAZTE CASO PRIMO, ODINE, LA PLATAFORMA Y VALLECAS HARCORE. Chicos, olvidamos compraros los cedés. Guardádnoslos y nos los traéis la próxima vez.

Denunciamos públicamente este tipo de actuaciones policiales (venga la orden de donde venga, sean del grado o sutileza que sean) Porque el susto se queda en el cuerpo. Porque vulnera nuestros derechos. Porque es anticonstitucional.

A pesar de todo, no se nos van las ganas de hablar con sentido de la responsabilidad de temas tan duros como necesarios de abordar, esperando que las autoridades correspondientes tomen ejemplo, cambien de actitud y apliquen en su comportamiento los preceptos de un Estado de Derecho.

El acta de inspección que tuvimos que levantar el 24 de julio habrá sido enviada a Delegación de Gobierno, para que el organismo competente estime si es necesaria otra inspección o con la ya realizada es suficiente. Nosotras no tenemos nada que esconder. Las actividades de LA SELECTA se realizan en el marco de la legalidad, tanto nuestra actividad de cafetería, como nuestra actividad cultural. Y tienen unos marcados objetivos sociales sin ningún ánimo de lucro. Y llevamos casi un año y medio demostrándolo día a día.

Querido público, LA SELECTA mantiene toda la programación prevista para agosto y septiembre, ofreciendo una oferta gastronómica, cultural y artística de primera calidad en la Sierra Norte de Madrid.

El objetivo de la Asociación cultural Producciones Indomables es la realización de actividades socioculturales, gastronómicas, científicas, educativas y de animación del ocio, encaminadas al conocimiento, análisis, creación y producción de manifestaciones culturales y artísticas en sus más diversos soportes, revitalizando el campo, en medio de la naturaleza, desde las perspectivas de la economía solidaria y la cultura libre.